Ley de Moore: explicación, aplicaciones, límite y actualidad

La Ley de Moore fue un principio escrito por el ingeniero Gordon Moore en mil novecientos sesenta y cinco, a lo largo de su desempeño como directivo de los laboratorios Fairchild Semiconductor. Él fue la primera persona en proponer una teoría, más bien afín a una suerte de predicción, en la que se establece que el número de transistores de un microprocesador aumentaba o bien se duplicaba cada año. Esto acabó transformándose en tendencia, tras apreciarse transcurrido el tiempo.

Sin embargo, en mil novecientos setenta y cinco, Gordon (quien ahora era cofundador de Intel) replanteó su teoría al percatarse de que la multiplicación de transistores ocurría cada un par de años. Esto es una cosa que, hasta el presente, ha generado grandes aportes a la informática y, por tanto, al desarrollo de hardware. Por lo que, en el próximo texto se explica más sobre el tema y la relevancia que la Ley de Moore tiene para el avance de la tecnología.

Contenido
  1. Ley de Moore explicada
  2. Importancia y utilidad
  3. Actualidad: qué va a ocurrir con la Ley de Moore
  4. El futuro del hardware

Ley de Moore explicada

De pacto con Gordon Moore, “el número de transistores por unidad de superficie en circuitos integrado se duplicará cada año”, si bien esto fue cambiado años después por él mismo. En términos simples, lo que esta ley desea decir es que, si actualmente es posible incluir quinientos transistores en un microprocesador, en un par de años este número se transformará al doble. Lo que dejará encontrar mil transistores sobre exactamente la misma superficie.

Esto se debe a que, conforme avanza el tiempo, el desarrollo de nuevas tecnologías busca aumentar al máximo el rendimiento utilizando superficies poco a poco más pequeñas, con mayor velocidad. Con lo que, al equiparar un computador de una década atrás con un modelo reciente, es posible encontrar múltiples diferencias, entre aquéllas que se incluye el tamaño.

La Ley de Moore explicada
De exactamente la misma forma, un ordenador que el día de hoy puede ser considerado de nueva generación, en dos años va a ser visto como algo viejo, puesto que va a contar con mayor cantidad de transistores. En este sentido, la ley de Moore lo que pretende explicar es que, conforme pasa el tiempo: los ordenadores, sus componentes y la potencia informática que estos emplean se vuelve más rápida.

Sin embargo, es esencial aclarar que la Ley de Moore no se refiere a la velocidad de un procesador, sino más bien en la cantidad de transistores que se pueden incluir en su superficie. Esto es una cosa que bastantes personas confunden y con lo que, hoy día, todavía se discute si la teoría de Gordon prosigue siendo válida.

Importancia y utilidad

Relevancia y utilidad de la Ley de Moore
La Ley de Moore resulta de gran importancia
y utilidad para el progresivo desarrollo de nuevas tecnologías. Puesto que hoy en día se prosigue empleando la teoría planteada desde el principio, la que explica que el tamaño de la superficie siempre y en todo momento es exactamente el mismo, con independencia de la cantidad de transistores que esta pueda incluir. Esto último se puede traducir en una fórmula simple: MTr/mm² (millones de transistores por milímetro cuadrado).

Estos pequeños interruptores electrónicos de encendido y apagado, ubicados en procesadores, microchips y enanos circuitos eléctricos, son los encargados de la velocidad del ordenador. Pues, cuanto más veloz procesan las señales eléctricas, más eficaz se vuelve el PC.

Y es allá donde entra la Ley de Moore, dejando que ingenieros y especialistas en informática procuren continuamente la manera de crear mejores máquinas sin emplear tantos recursos. Es por esta razón que, es muy usual localizar ordenadores de mayor rendimiento, capaces de efectuar labores de forma automatizada, por un coste considerablemente más accesible para los consumidores. Pues, respecto a fabricación de hardware, el costo fue menor.

Actualidad: qué va a ocurrir con la Ley de Moore

En la actualidad es común ver la aplicación de la Ley de Moore en múltiples dispositivos electrónicos, entre los que se hallan Móviles inteligentes y ordenadores de sobremesa. Aun, es posible observar esta clase de tecnología en medios de transporte y equipos médicos. Sin embargo, la presencia de silicio como principal elemento en su fabricación, hizo que millones de empresas procuren una opción alternativa más rentable en un largo plazo.

Por otro lado, el incesante discute entre proteger o bien anular la existencia de esta teoría ante nuevos planteamientos cobra fuerza con el paso del tiempo. Resultando en la aparición de nuevas “Leyes”, como es el caso de la Ley de Huang, la que plantea que en los últimos tiempos la capacidad de progresión de cálculo se ha aumentado considerablemente más de lo que afirmó Gordon Moore.

Ley de Moore hoy en día
Lo que ha dado sitio a que procesadores gráficos, como los NVIDIA, permitan mayor fluidez y rendimiento en la ejecución de juegos en ordenadores y consolas de vídeo. Logrando con esto lograr nuevos niveles de cálculo que resultan sorprendentes en áreas de aprendizaje, como la inteligencia artificial. Lo como señala o supone un aumento considerablemente mayor al que propuso Moore hace múltiples décadas y que se puede querer meridianamente en la llamada “era de la computación”.

Por lo que, se podría acabar que la Ley de Moore va a dejar de ser válida con el paso de los años, teniendo presente el desarrollo tan acelerado de la tecnología. Sin embargo, aún existen muchos profesionales de la informática y ciencias relacionadas con esta, que defienden el planteamiento original de Gordon.

El futuro del hardware

La presencia de silicio en el ensamblaje de transistores resultaba algo poco ventajoso, puesto que, aparte de no permitir una adecuada conducción de electrones, limita la movilidad de exactamente los mismos. Es por este motivo que, muchas empresas alrededor del planeta procuran alternativas más eficaces y rentables, que dejen seguir con el desarrollo de nuevas tecnologías.

Lo como hace posible la existencia de procesadores considerablemente más eficientes y económicos hoy en día, pues el costo de producción es menor para los fabricantes. Por tanto, se espera que, con el paso del tiempo el procesamiento automatizado presente en diferentes dispositivos sea mejor y que conceptos como “inteligencia artificial” sean más frecuentes entre la sociedad.

En conclusión, la Ley de Moore es más una predicción que estableció el desarrollo de la tecnología desde un inicio y que, hasta el instante, ha resultado cierta en todos y cada etapa del tiempo. Dejando no solo el aumentar al máximo recursos a las compañías, sino más bien asimismo la creación de nuevas herramientas tecnológicas de enorme utilidad, como Móviles inteligentes y superordenadores.

Go up