Impresora 3D: qué tomar en consideración para adquirir una, tipos y las mejores modelos del mercado

Comprar una impresora tres puede ser complicado las primeras veces, en especial sin tener conocimientos sobre su funcionamiento, cuáles son las clases que existen y otros conceptos básicos relacionados con su constitución. Este texto pretende contemplar los diferentes aspectos a estimar ya antes de adquirir un equipo de impresión tres, como su funcionamiento básico y los elementos que la componen.

Adicionalmente, se presenta una lista con las mejores opciones alternativas en el mercado familiar de impresoras tres para principiantes. Por lo general, es esencial distinguirlas por su complejidad de empleo, materiales de impresión y eminentemente por el volumen de impresión, entre otros muchos aspectos explicados en el presente artículo. Del mismo modo, las opciones de la lista son recomendadas por su buena relación calidad/precio, conforme el criterio de los navegantes.

Contenido
  1. Antes de adquirir una impresora tres debes conocer estos factores
  2. Cuáles son las clases de impresoras en 3D
  3. Las opciones mejores disponibles

Antes de adquirir una impresora tres debes conocer estos factores

Existen diferentes aspectos básicos a tener en consideración ya antes de efectuar la compra de una impresora tres, los que están relacionados con su funcionamiento y composición primordialmente. Ahora una lista de los factores más importantes:

Qué género de impresora tres es recomendable comprar

A nivel industrial existen diferentes géneros de impresoras tal como lo son la selectiva por láser, la estereolitografía, entre otras muchas. Sin embargo, en lo referente a las impresoras tres familiares, la más popular es la FFF o fabricación por filamento derretido, el que es equivalente al término FDM que significa modelado por deposición derretida. La diferencia radica en que este último es un término registrado por Stratasys Inc.

Este es un sistema de impresión en el que el material se halla guardado en rollos y se funde en la impresora para ser expulsado en finos hilos sobre la base, formando capas que se coagulan y toman la manera deseada. Esta es la técnica más habitual entre los usuarios de impresoras tres familiares o bien de escritorio, ofrece resultados buenísimos y si bien no tengan la precisión de otros sistemas de impresión industriales son equipos al alcance de cualquiera.

Si es comercial o bien armable

Uno de los primordiales aspectos a estimar para adquirir una impresora familiar es si el equipo viene armado o bien en piezas para montar en casa, este último asimismo se conoce con el término “DIY” en inglés Do It Yourself, lo que en castellano significa “Hágalo mismo”. En los dos casos, existen ventajas y desventajas a tener en consideración:

  • Las impresoras comerciales vienen listas para usarse, con lo que no hace falta conocimiento técnico para su instalación. En el caso de que ocurra algún inconveniente se puede recurrir al soporte del fabricante. La desventaja es que incluso teniendo exactamente las mismas especificaciones de una impresora desmontada, la comercial es considerablemente más costosa.
  • Las impresoras DIY son considerablemente más económicas, mas esta no es la primordial ventaja. Efectivamente, asimismo es esencial resaltar que es más simple localizar piezas compatibles en el caso de avería. La desventaja más esencial, es que este proceso puede ser complicado y es desaconsejado cuando no se tienen conocimientos técnicos básicos.

Materiales a utilizar

Las impresoras tres emplean diferentes materiales como el nylon, tereftalato de polietileno, ninjaflex, entre otros muchos. Por otra parte, los más empleados a nivel familiar son el ácido poliláctico (PLA) y el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS):

  • ABS: este es un termoplástico no biodegradable, duro y con alta resistencia. Por sus propiedades debe manipularse a altas temperaturas. Esto lo hace un material realmente difícil de trabajar, no recomendado para principiantes.
  • PLA: es un material biodegradable más simple de trabajar, de enorme utilidad para hacer piezas fáciles y aprender a usar impresoras tres. Además de esto, cuenta con una enorme gama de colores y brinda un genial acabado estético.

Estos 2 son los más populares y pueden ser usados más tarde en maquinaria industrial. Sin embargo, también se puede trabajar otros materiales tal como lo son el cobre, la madera y el bronce entre otros muchos. Del mismo modo, las impresoras tres que utilizan resina comienzan a ganar su sitio entre los usuarios familiares.

Cómo marcha una impresora tres y sus elementos

Como ya se ha mentado hay diferentes géneros de impresoras, con lo que estos datos se van a centrar en las FFF por términos de practicidad, puesto que estas son las más alcanzables y populares en lo que se refiere a equipos familiares. Teniendo esto en consideración, sus elementos y funcionamientos son:

  • Hot-end: esta es parte de la máquina que se calienta para derretir el material con el que se efectúa la impresión y en dependencia de su temperatura de trabajo se va a poder emplear uno o bien otro material.
  • Extrusor: esta pieza sirve para llevar los filamentos al Hot-end para ser derretidos. Existen diferentes tipos e inclusive ciertas impresoras traen doble extrusor para facilitar el proceso.
  • Boquilla: por medio de esta pieza sale el material derretido, cuanto más grande sea mayor va a ser la velocidad de impresión y la adhesión, pero va a ofrecer menor precisión.
  • Velocidad de impresión: es esencial repasar en las peculiaridades del equipo la velocidad de impresión, la que se mide en milímetros sobre segundos (mm/s). Este conocimiento es preciso para tener una idea aproximada de cuánto puede retardar la fabricación de un objeto.
  • Cama caliente: ciertos modelos de impresión disponen de una base que se calienta para sostener el soporte a una temperatura elevada y conseguir mejores resultados. Es esencial cuando se trabaja con materiales como nylon o bien ABS.
  • Cómo supervisar la impresora: es preciso contrastar de qué manera se controla el equipo, en tanto que esto va a tener una enorme repercusión en la sencillez con la que se puede emplear. En general incluyen una pantalla y ruletas para navegar por medio de las opciones, mas ciertas tienen paneles táctiles más intuitivos.
  • Formato de impresión compatible: revisar la compatibilidad con los diferentes formatos es esencial, para cerciorarse de que coincida con los ficheros que produzca el software de diseño usado para crear las piezas a imprimir.
  • Conexión con el dispositivo: existen diferentes formas de conectar la impresora al dispositivo, ciertas poseen puertos USB o bien ranuras SD. Las mejores opciones alternativas son las que tienen conectividad Wi-Fi, en tanto que dejan la conexión de forma recóndita.

Cuáles son las clases de impresoras en 3D

Generalmente las impresoras tres se clasifican conforme a la tecnología de impresión que usan. Ahora, las clases de impresión que existen y sus primordiales diferencias:

  • Impresión tres por Inyección: imita sutilmente la técnica de impresión tradicional en la que se inyecta tinta en folio, con la diferencia de que en un caso así se inyecta fotopolímero líquido en capas sobre una bandeja de construcción.
  • Impresión por Fabricación con Filamento Fundido: se le conoce asimismo como FDM o bien Fabricación por deposición de material derretido (término registrado por Stratasys). Consiste en depositar polímero derretido capa por capa sobre una base plana edificando las 3 dimensiones del objeto.
  • Impresión tres por Estereolitografía o bien SLA: consiste en aplicar luz ultravioleta sobre un cubo de resina líquida sensible a la luz. De esta manera, se coagula la resina bañada al paso que el soporte se desplaza cara abajo, dando sitio a que el proceso se desarrolle de nuevo hasta el momento en que el objeto tenga la manera deseada.
  • Impresión tres de Sinterización Selectiva por Láser o bien SLS: la técnica es afín a la del SLA, mas con diferentes materiales y en vez de luz UV se usa tecnología láser. Este impacta sobre el polvo para derretir el material (puede ser cristal, nylon o bien porcelana, entre otros muchos), el que se coagula dando forma al objeto impreso.

Las opciones mejores disponibles

La siguiente es una lista con las mejores impresoras tres recomendadas para principiantes, pues son las más alcanzables y también intuitivas. En su mayor parte, estas son opciones que trabajan con tecnología FFF, generalmente utilizada en el campo familiar como en el industrial. Al final se muestran dos opciones para profesionales más exigentes.

Creality Ender 3

Esta impresora tres viene ensamblada y si bien se debe calibrar manualmente, es una genial opción para principiantes. Es una de las más asequibles, con lo que tiene una extensa comunidad que facilita el aprendizaje. Creality Ender tres sirve para fabricar piezas con materiales PLA, ABS, TPU y un volumen de impresión de doscientos veinte x doscientos veinte x doscientos cincuenta mm. Es un equipo sólido que ofrece resultados de alta calidad a bajo costo.

Anycubic I3 MEGA S


Es un modelo sumamente intuitivo
para principiantes, en tanto que viene como un kit preensamblado, tiene calibración semiautomática y se controla por medio de una pantalla LCD táctil. Este equipo tiene un volumen de impresión de doscientos diez x doscientos diez x doscientos cinco mm y es compatible con los materiales PLA, ABS, HIPS y madera. Ofrece una resolución altísima y deja reiniciar la impresión de forma automática en el caso de fallos eléctricos.

Artillery Sidewinder X1

Este es un modelo que puede competir sencillamente con Anycubic, con la diferencia de que dispone de un volumen de impresión más alto (300 x trescientos x 400mm) y mayor compatibilidad en materiales, entre aquéllos que resaltan los siguientes: PLA, ABS, TPU, PVA, HIPS y madera, entre otras muchas. Cuenta con una pantalla táctil LCD para supervisarla y asimismo viene preensamblada, con lo que es de simple instalación.

Dremel DigiLab 3D45

Esta es una impresora diseñada para principiantes y expertos en impresión tres. Incorpora sensores inteligentes para una calibración precisa y deja ajustar los factores de impresión tanto de forma manual como automática. Cuenta con una pantalla táctil y cámara de alta resolución para inspeccionar el proceso en tiempo real. Además de esto, incluye una placa caliente de vidrio templado para un mejor acabado de impresión.

SnapMaker


Es una impresora tres en 1
, puesto que incluye grabado CNC y láser, funciones que se aúnan a la impresión tres con tecnología FFF. Es un equipo pesado, hecho totalmente de metal que puede ser usado en el hogar o bien de forma profesional. Cuenta con una pantalla LCD para la manipulación de la herramienta y una base caliente para impresiones con mejor acabado. Además de esto, tiene un software gratuito que deja acceder a una enorme diversidad de diseños.

XYZ Printing da Vinci Mini W

Este es un equipo ligero y transportable, desarrollado para personas sin conocimiento sobre la impresión tres, no precisa ser ensamblado. Cuenta con la posibilidad de conectarse a la red Wi-Fi, tiene un volumen de impresión de quince x quince x quince mm y utiliza materiales de impresión PLA. Es un tanto costoso para la poca utilidad y el tamaño de las impresiones, pero ofrece sencillez de empleo, calibración y mantenimiento.

ELEGOO Mars 2

Esta impresora utiliza tecnología SLA, la segunda más empleada tras FFF. Esto es debido a que las figuras de resina ofrecen diferentes posibilidades a nivel estético, muy atractivas para el público general. Tiene un volumen de impresión de doce x ocho x quince mm y ofrece con un buen nivel de resolución, siendo una opción alternativa de bajo coste. Asimismo cuenta con una pantalla táctil y, como la opción precedente, es ligero y simple de emplear.

FlashForge Finder

Este es uno de los equipos para principiantes más costosos del mercado, debido a su alto nivel de usabilidad y calidad en los acabados. No es complicado aprender a emplearlo, se controla mediante una pantalla táctil y viene absolutamente armado. Es compatible solamente con PLA y es usado para impresiones pequeñísimas, particularmente con un volumen de uno x uno x 14, ofertando una genial resolución.

Prusa i3 MK3S

Esta es una alternativa para usuarios experimentados, con conocimientos básicos sobre la impresión tres, un equipo para acoplar en casa, compatible con una extensa gama de materiales. Ofrece piezas con una genial resolución final y tiene un volumen de impresión de doscientos cincuenta x doscientos diez x doscientos diez mm. En los modelos profesionales, es uno de los más económicos y además de esto es simple de montar (se calibra automáticamente).

Ultimaker S5

Está entre las impresoras tres de escritorio más costosas, en tanto que ofrece muchas posibilidades que acostumbran a verse en equipos industriales. Con Ultimaker S5 es posible fabricar piezas de doscientos diferentes materiales incluyendo fibra de vidrio, fibra de carbono y metal, con un volumen de hasta trescientos treinta x doscientos cuarenta x trescientos mm. Del mismo modo, cuenta con una placa de impresión caliente para mejores resultados. De forma adicional, viene con controles intuitivos y conexión Wi-Fi.

Existe una enorme pluralidad de impresoras tres en el mercado y, del mismo modo, un rango de costos muy extenso. Se aconseja comenzar con las opciones más intuitivas y accesibles a fin de que el aprendizaje sea lo más fluido posible, y seleccionar equipos más exigentes más tarde en función de los conocimientos del usuario.

Go up